06-02-2010.

La Semana Santa queda anunciada

El pasado sábado 6 de febrero, los hermanos de la Real Hermandad y muchos otros invitados, tanto políticos como de otras hermandades y cofradías, abarrotaron la Iglesia de San Dámaso Papa en pos de escuchar el ansiado pregón que daría rienda suelta a nuestros nervios cofrades. A las ocho de la tarde ya no cabía un alfiler en la Iglesia; la banda de Zamarrilla, que ya es tan de la casa como cualquier hermano, se colocaba en el altar estratégicamente para deleitarnos con sus marchas durante todo el acto. Y a las ocho y media de la tarde comenzó la presentación.

Ramón Vázquez, miembro de la junta de gobierno de la Real Hermandad de Nuestra Señora de la Piedad, nos orientó sobre el orden en el que se irían sucediendo los acontecimientos en aquella tarde-noche. D. Ignacio del Castillo Ruiz presentó entre recuerdos y anhelos a un amigo y un pregonero excepcional: D. Luis Asensio Fernández. Un torrente de voz invadió la casa de Nuestro Padre y nos hizo echar la vista atrás recordando pasiones de Nuestro Señor y Semanas Santas compartidas. Un pregón digno del actor que Luis lleva dentro, dramatizando cada palabra nos hizo imaginar los preparativos que se acercan hasta ver a Nuestra Madre y Señora de la Piedad paseando por las calles malagueñas acompañada por esos nazarenos penitentes que comparten su llanto y aflicción.

De la mano de nuestro pregonero se invitó a D. Manuel López Fernández a descubrir su obra maestra. ¡Todas las miradas centradas en la obra del pintor malagueño que sirve como cartel anunciador de la salida procesional de la Real Hermandad de Nuestra Señora de la Piedad en este año 2010! Derroche de arte y amor a la Virgen rebosan de un cuadro pintado desde la devoción que presenta a la Piedad deshecha por la muerte de su Hijo y conteniendo en Él toda nuestra fe en sus manos. Nazarenos aparecen desde un rincón, ansiosos de que sea Viernes Santo, y una paloma blanca llena de paz y armonía la magnífica obra de D. Manuel.

Todo está presentado. El gran día se acerca, desempolvemos el traje de penitentes, empecemos a medir capirotes, dediquemos nuestra oración diaria a la Virgen de la Piedad y que Málaga entera sienta la fe del Molinillo.

(Cristina Marfil)

volver

ver fotos

 

 

Noticias